Aprender a Pensar

Registrarse

Repensar la Educación

Carmen Pellicer

¿Qué perfil necesitamos en nuestros orientadores escolares?

871370

En la escuela que deseamos, ¿qué necesitamos definir, una función o un rol? Si reducimos la orientación a una multiplicidad de actividades para las que nunca hay recursos humanos o económicos suficientes, la experiencia es bastante frustrante y poco eficaz. Si logramos dibujar las implicaciones concretas que tiene la acción orientadora para la vida escolar, definimos aquello que cada uno debe aportar y marcamos las prioridades de los que tienen una preparación específica para apoyarla e impulsarla, y evaluamos el impacto que tiene su intervención en el aprendizaje de los alumnos, quizás podamos optimizar su presencia y fundamentar rigurosamente la necesidad y el beneficio a medio plazo que incrementarla supondría para paliar el fracaso educativo y el abandono temprano escolar.

¿Cuáles son las dimensiones de la función orientadora?

- Evaluar:  La observación cuidadosa y holística del desarrollo de los alumnos, aprendiendo a entrenar la mirada para ver más allá de lo anecdótico que ocurre en las aulas, y la reflexión sobre las causas y las implicaciones de lo que vemos para el aprendizaje.

- Planificar: La propuesta de estrategias de intervención personalizada para ayudar a cada alumno a desarrollar al máximo sus capacidades, con un cuidado especial con aquellos que tienen mayor dificultad con la organización tradicional de las aulas, por cualquiera de los factores que hacen diversa la composición de un grupo.

- Asesorar: El apoyo prioritariamente a los profesores de las diversas materias, los tutores y todo el personal vinculado a la acción directa con los alumnos, estimulando la reflexión, la investigación y la innovación que garantice la mejora continua del desarrollo profesional docente y se conviertan en la mejor prevención contra el fracaso escolar.

- Tomar Decisiones estratégicas: La participación y liderazgo en la toma de decisiones que afecta a la organización del centro, la configuración y concreción curricular, las medidas legales que determinan los itinerarios de los alumnos dentro del sistema, garantizando la necesaria flexibilidad organizativa sin renunciar al rigor de las expectativas sobre los niveles de desarrollo de los que los alumnos son capaces.

- Apoyar directamente al Aprendizaje: La intervención directa con alumnos en grupos de aula, o a nivel más personalizado para mostrar modelos de comunicación, disciplina, convivencia, ayuda, estimulación y pautas y rutinas que ayuden a superar las dificultades.

- Vincular el aprendizaje a los contextos vitales no escolares: La responsabilidad educativa que se extiende más allá de las paredes de las aulas, vinculando a los alumnos a sus comunidades locales para explorar todas las posibilidades que ofrecen, facilitar la transición entre los diferentes estadios educativos y prepararles para el salto a la juventud adulta, tanto en el contexto profesional como en la vida personal. También la relación con la familia y el ambiente directo donde el niño crece y se desarrolla para poder responder desde la escuela a las necesidades que se les plantea.

422765No sé si en nuestra escuela de ciencia ficción podremos un día contar con los recursos necesarios para crear un departamento fuerte de orientación… pero si pudiéramos elegir, los criterios serían algo así:

- Que sean educadores, en primer lugar y por encima de todo, que tengan conciencia no solo de que cada maestro es orientador sino de que cada orientador es educador.

- Que tengan una mirada aguda capaz de traspasar las anécdotas y los incidentes para descubrir que hay debajo de los comportamientos de los niños y los adultos cuando entran en conflicto o cuando interaccionan en el aprendizaje compartido.

- Que no se conformen con la mediocridad ni vendan como irremediables los obstáculos que cada niño encuentra en su camino, y sean capaces de empujarles a ser ambiciosos en sus sueños y sus expectativas.

- Que conozcan bien lo que se hace en las aulas y respeten al máximo el desafío de la tarea de cada maestro, disponibles para encontrar juntos las mejores maneras de despertar las mentes y los corazones de los alumnos.

- Que sepan leer entre líneas y descubrir las voces de los que no se hacen presentes, los padres, los amigos, los fantasmas con los que cada niño y adolescente convive y condiciona su forma de afrontar las dificultades y los retos de su futuro.

- Que estudien, con pasión y rigor, no por los títulos, sino para encontrar las respuestas, cada vez mejores, a las necesidades de sus compañeros y alumnos, sin tirar la toalla ni dar el fracaso por definitivo.

- Que trabajen en equipo, aceptando con humildad la experiencia de los maestros y con discernimiento puedan aportar recursos y apoyo para mejorarla, sin protagonismos ni dependencias, se comprometan en la tarea común.

- Que lideren la reflexión y asuman los riesgos que la innovación y el cambio suponen, evaluando el impacto real, los beneficios y también los peligros que las novedades pueden suponer en el desarrollo de los alumnos.

En nuestro colegio no tenemos dinero para el gabinete… dice la Administración que cada uno se busque la vida, y que este año hay recortes. Nuestra compañera pasa algunas horas entre viaje y viaje con nosotros, y el tiempo se consume en el día a día muy rápidamente… En el mundo real las urgencias se imponen, y remamos en aguas turbulentas con la tensión de optimizar los escasos recursos y lograr acercarse a lo que debería ser indispensable y garantizado por una Administración que derrochó y malgastó las posibilidades de futuro de muchos de nuestros alumnos. Pero esa tensión no debe poder con la barca… hacer fuertes a los remeros que mantengan el rumbo claro… al oriente, el destino vale la pena.

(Adaptación de artículo de Educadores)



escrito el 25 de octubre de 2013 por en General


Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar